Licencia de Actividad

    LICENCIA DE APERTURA O ACTIVIDAD es una licencia municipal obligatoria para que en un local, nave u oficina se pueda ejercer una actividad comercial, industrial o de servicios. Consiste en un documento que acredita el cumplimiento de las condiciones de habitabilidad y uso de esa actividad, así como que el local cuenta con las condiciones legales para ejercer la actividad a que se destina.
     La licencia de apertura o actividad se concede al dueño de un negocio para el desarrollo de una actividad determinada. Deberá renovarse cada vez que cambie la actividad desarrollada en el local, que haya modificaciones en el mismo o que cambien los propietarios del negocio, por ejemplo en caso de traspaso.
     A la hora de buscar un local, nave u oficina para tu negocio, debes tener siempre presente su adecuación a los requisitos exigidos para el tipo de actividad a desarrollar. Es muy importante que averigües esos requisitos antes de empezar la búsqueda (pregunta en tu Ayuntamiento o en una empresa especializada). Para evitar costes inesperados, asegúrate de que el local cumple todos los requisitos antes de cerrar la compra o alquiler. Compruébalos incluso si en el local ya se ejercía esa actividad, ya que la normativa cada vez es más exigente y los locales con licencias de apertura antiguas muchas veces no cumplen la normativa actual, que es la que te va a exigir a ti el Ayuntamiento.
   La licencia de actividad se rige por la Ley 4/2009 y disposiciones aplicables en la legislación urbanística y de régimen local. Los ayuntamientos podrán desarrollar ese régimen normativo mediante ordenanzas municipales. La otorga el alcalde, junta de gobierno u organismos que éstos deleguen.
   Se exige para la instalación, montaje, ejercicio o explotación, traslado o modificación sustancial de cualquier actividad mercantil o industrial, pública o privada, tanto en interiores como en espacios libres.
  • Actividades sujetas a Autorización Ambiental Autonómica (Única e Integrada se integran en el procedimiento): 
    • La tramitación se lleva a cabo a través de este procedimiento, con la participación del ayto. La resolución definitiva de la licencia es del ayuntamiento.
    • La AAA no prejuzga sobre aspectos exigibles en ordenanzas locales (prevención de incendios, seguridad, sanidad, urbanismo).
    • Son nulas de pleno derecho las licencias de actividad que se concedan sin la previa autorización ambiental autonómica.
  • Actividades sujetas a Calificación Ambiental presentarán ante el ayuntamiento:
    • Proyecto técnico de la actividad.
    • Memoria Ambiental.
    • Documentación para la autorización de vertidos a la red de saneamiento.
    • Informe de Calificación Ambiental junto a la Licencia de Actividad.
  • Actividades exentas de Calificación Ambiental:
    • No tienen incidencia significativa en el medio ambiente, la seguridad o salud de las personas. (Anexo II Ley 4/2009).
    • Los ayuntamientos desarrollarán el procedimiento de licencia de actividad aplicable a las actividades exentas a través de sus ordenanzas.