Ahorro en la factura eléctrica

      Los pasos a seguir para el ahorro en la factura eléctrica de su empresa son los siguiente:
1º Comparamos los precios de la electricidad de su factura con diferentes comercializadoras y le gestionamos el cambio de compañía con la que más ahorro obtiene. El precio de la energía eléctrica es un aspecto a tener en cuenta por las empresas y particulares. Con la ley del Sector Eléctrico 54/1997, en España comenzó el proceso de liberalización, a mediados de 2008 desaparecieron las tarifas reguladas para Alta Tensión y a mediados de 2009 las de los clientes de Baja Tensión. Por lo que puede cambiarse en cualquier momento de comercializadora eléctrica a la que usted desee y así optar por el descuento más alto.
      Para poder enviarle una oferta económica de las diferentes comercializadoras eléctricas, necesito que nos rellene impreso de datos de su factura facilitado o bien copia de factura, ya sea en papel o por correo electrónico y nosotros haremos el debido cálculo, donde le informamos de su ahorro mensual y anual sin coste alguno. Y con la ventaja que no tiene que preocuparse en buscar tarifas mejores ni perder tiempo atendiendo a comerciales de distintas compañías.
2º Comprobar que su tarifa contratada sea la adecuada. Se puede obtener ahorro en factura eléctrica eligiendo la tarifa más adecuada a nuestro consumo y potencia.
3º Comprobamos que su potencia contratada se corresponde a la demandada. Si contratamos una potencia mayor, estaremos pagando sin necesidad ese exceso de potencia que no empleamos, y si contratamos menos que la demandada se pagan penalizaciones.
4º Comprobamos si la potencia reactiva de su instalación es objeto de penalizaciones. Si las penalizaciones por consumo de reactiva son considerables. Le ofrecemos la solución adecuada  para que el factor de potencia de su instalación sea igual o mayor de 0,95 (cos φ ≥ 0,95). Le recomendándole dispositivos eléctricos compuestos por condensadores de baja pérdida, los cuales:
  •  Protegen nuestras instalaciones.
  • Optimizan el factor de potencia.
  • Filtran los ruidos armónicos.
  • Reducen el consumo en nuestra factura.